top of page
Planta piloto

Una planta piloto es una planta de proceso  a escala reducida. El fin que se persigue al diseñar, construir y operar una planta piloto es obtener información sobre un determinado proceso físico o químico, que permita determinar si el proceso es técnica y económicamente viable, así como establecer los parámetros de operación óptimos de dicho proceso para el posterior diseño y construcción de la planta a escala industrial.

Aplicaciones:

La investigación para el estudio de nuevos procesos físico-químicos, o para la mejora de procesos ya existentes se lleva a cabo en plantas a escala piloto, reduciéndose así los costos asociados a la invención y a los gastos fijos de operación inherentes a una planta industrial. Igualmente, se utilizan plantas piloto para la investigación de bioprocesos, o procesos químicos de aguas residuales de tratamiento térmico, también para equipamiento científico para educación en Universidades o como sistemas para demostración etc.

 

Ventajas:

  • Son mucho más flexible que una planta a escala industrial en cuanto al rango permisible de sus parámetros de operación o variables de proceso, ya que una planta industrial opera siempre en las mismas condiciones.

  • Se reduce el riesgo asociado con la construcción de plantas de gran escala.

bottom of page